Invertir en bienes raíces, rentabilidad asegurada, ¿a qué precio?

Descargar este artículo en PDF

Invertir en bienes raíces, rentabilidad asegurada, ¿a qué precio?

Si está pensando en hacer una inversión fiable, segura y a largo plazo, comprar un bien inmueble puede ser una buena opción.

Panamá, es uno de los países que ofrece mayor estabilidad económica de Centroamérica. Gracias a los ingresos generados por el canal de Panamá, una economía basada en el dólar americano, sus zonas francas, las ventajas fiscales que ofrece para empresas extranjeras, y la estabilidad de su centro bancario, hacen de este país un lugar idóneo donde invertir.

Ahora bien, ya sea que usted adquirió una o varias propiedades, estas van a necesitar de una buena administración para obtener los frutos deseados, pero, ¿a qué precio?

Administrar un bien inmueble puede ser un dolor de cabeza. Una vez hecha nuestra inversión no sin antes asesorarnos bien de lo que estamos adquiriendo, habrá que pensar en la dedicación necesaria para alquilar satisfactoriamente la propiedad y obtener la rentabilidad deseada.

Adquirir un servicio profesional y cualificado de administración de propiedades se debería considerar como parte de la inversión.

Estos son algunos de los beneficios de trabajar con un administrador de propiedades:

  1. Encontrar un buen inquilino para la propiedad

Puede ser que por inexperiencia en el sector inmobiliario y por la premura en alquilar la propiedad, el dueño no tome las medidas de precaución necesarias a la hora de minimizar el riesgo y alquilar a personas que pueden dañar su propiedad o causar impagos en la renta.

Al contar con una compañía profesional, el inquilino pasa primero el filtro del administrador que también puede actuar como agente inmobiliario para después recopilar la información necesaria y cumplir con el “due diligence” que permite elaborar un perfil de riesgo del cliente.

Durante la vigencia del contrato, en caso de sospecha o de situaciones de irregularidad que se pudieran dar con el inquilino, el administrador pondrá en marcha un plan de inspección y evaluación de lo que está ocurriendo en la propiedad y podrá tomar medidas lo antes posible en caso de tener que evacuar al inquilino minimizando los gastos en medidas legales y los posibles daños ocasionados en la propiedad.

  1. Mejores relaciones entre los propietarios y los inquilinos:

Trabajar con un buen administrador ayudará en la comunicación entre el propietario y el inquilino, y actuará como intermediario en la resolución de conflictos.

Beneficios para el propietario:

  • Tendrá la tranquilidad de saber que cualquier reclamo o daño reportado por los inquilinos será atendido a la mayor brevedad.
  • El administrador de propiedades tiene en su mano acceso a distintos proveedores de servicios para atender al inquilino
  • El administrador se ocupará de gestionar el reclamo, buscar al proveedor de servicios, cotizar y dar seguimiento hasta resolver el problema.

Beneficios para el inquilino:

  • Estará tranquilo al saber que sus reclamos serán atendidos de forma profesional y rápida, a cualquier momento del día.
  • Se sentirá cómodo al no tener que “molestar” al dueño con una urgencia en un día festivo, o si tiene cualquier tipo de situación que requiere de un profesional, lo cual puede resultar complicado si el propietario no reside en la misma ciudad.
  1. Mayor control financiero.

Un administrador de propiedades estará pendiente tanto de realizar los pagos obligatorios de administración, impuestos, utilidades, como de controlar que los inquilinos realizan los pagos de la renta mensualmente.

Además, el administrador elabora un reporte financiero trimestral que le permitirá hacer un seguimiento fácil de la rentabilidad que se genera de su bien inmueble.

  1. Un equipo de proveedores profesionales y económicos

Una empresa de administración de propiedades cuenta con un equipo cualificado de profesionales para atender su propiedad: electricistas, handyman, plomeros, pintores,…que trabajarán a un mejor precio que si lo busca usted por su cuenta.

Un buen administrador de propiedades hará inspecciones periódicas y podrá prevenir o estar atento a las reparaciones o mantenimientos requeridos antes de que la situación se degrade y cause daños que requieran de un gasto mayor.

  1. Mejorar la rentabilidad

Un inquilino feliz es un inquilino que se queda.

Las buenas relaciones entre el propietario y el inquilino, reducen considerablemente el tiempo en el que la propiedad está vacía. El inquilino se sentirá atendido y alargará el tiempo de estancia en la propiedad.

Un administrador de propiedades es un asesor que le puede ayudar en el momento de evaluar el mejor precio para su propiedad siendo su prioridad la de alquilar su bien en las mejores condiciones.

  1. Beneficios “ Peace of Mind”

Cero estrés: La tranquilidad de dejar en buenas manos su propiedad sin tener que atender personalmente los reclamos, urgencias, problemas de pago de los inquilinos.

Más tiempo para usted: podrá disfrutar del tiempo dedicado a promocionar o a inspeccionar su apartamento en usted, en dedicarse a otras actividades o simplemente disfrutar de su tiempo.

En resumen, confiar en la “expertise” de un administrador de propiedades le permitirá obtener rentabilidad a su inversión disfrutando de su tiempo como usted prefiera, sintiendo la tranquilidad de que su inversión está en buenas manos.

Para mayor información, contactar: 

Beatriz Martín Alvarez
[email protected]
Teléfono: +507  308-5860

Abr 29, 2019